TCFD

TASK FORCE ON CLIMATE RELATED FINANCIAL DISCLOSURE

En 2020, Klabin se convirtió en TCFD Supporter, formalizando su apoyo público a las recomendaciones de Task Force on Climate Related Financial Disclosure. Apoyar a TCFD y mejorar la adopción de sus recomendaciones representa un aumento en la transparencia de la información.

El TCFD fue creado por Financial Stability Board (FSB), que estableció un conjunto de recomendaciones para que las empresas divulguen su información sobre la gestión de riesgos y oportunidades relacionados con el clima. La Compañía adopta una serie de medidas para identificar y mitigar los riesgos climáticos y para explorar las oportunidades relacionadas con cuatro elementos: gobernanza, estrategia, gestión de riesgos, metas y métricas.

GOBERNANZA


Los aspectos de natureleza ambiental, social y de gobernanza son tratados como una prioridad por la Compañía, habiendo contado con miembros del Consejo, históricamente involucrados con la agenda de biodiversidad y clima en Brasil.  Las tomas de decisiones y estrategias de la Compañía se basan en los principios y valores del desarrollo sostenible, y han registrado acciones a largo plazo y resultados genuinos de compromiso y estrategia empresarial guiados por la agenda de cambio climático.

Klabin fue la primera empresa brasileña y del sector en América en comprometerse con Science Based Target en el desarrollo de metas de reducción de carbono basadas ​​en la ciencia climática global. 

Debido a la visión y estrategia de la Compañía, el CEO Cristiano Teixeira fue invitado a participar en la COP26 Business Leader, en representación de la única empresa brasileña del grupo, que reúne a líderes mundiales para ayudar en la preparación de la Conferencia Climática, que se llevará a cabo en noviembre de 2021. 

Comisión de Sostenibilidad

Integrada por miembros del directorio, la Comisión ayuda en el análisis y la toma de decisiones de diversos temas relacionados con la sostenibilidad, como los riesgos socioambientales y climáticos, y tiene la función de analizar y discutir frecuentemente los riesgos que puedan interferir en la estrategia de la Compañía, así como las medidas adoptadas para mitigar el riesgo y potencializar las oportunidades; e informar y sensibilizar al Consejo de Administración y al Consejo Asesor de Sostenibilidad sobre el tema.

Comisión de Riesgos

Los riesgos climáticos están integrados en la gestión de riesgos de la Compañía, que cuenta con un Comité de Riesgos integrado por miembros del Directorio, siendo responsable de monitorear, evaluar y comunicar los riesgos y los respectivos planes de acción, junto con la Gestión de Riesgos y Controles Internos.

ESTRATEGIA

La Compañía viene implementando gradualmente los riesgos y las oportunidades en su planificación financiera y estratégica.  En 2020 se realizó un estudio de mapeo de los riesgos y las oportunidades, teniendo como producto final la priorización de los riesgos que se incluyen en la matriz y la gestión de riesgos de la Compañía, con revisión trimestral.

Para la identificación de riesgos físicos se utilizaron escenarios climáticos futuros, especialmente los escenarios RCP 2.6 y RCP 8.5 – Representative Concentration Pathways que simulan niveles de concentración de carbono en la atmósfera a lo largo de los años, lo que permite identificar las posibles consecuencias del cambio climático (riesgos físicos).

Además, también se adoptaron escenarios como Nationally determined contributions (NDCs), estudios macroeconómicos y proyecciones del mercado interno para identificar los riesgos y oportunidades climáticos relacionados con el mercado, la regulación y las tecnologías, entre otros (riesgos de transición).

Como parte de este estudio, se realizó un modelado del impacto financiero de los riesgos y de las oportunidades. La magnitud del impacto y el horizonte temporal de los riesgos se definieron de acuerdo con los criterios adoptados por la Compañía. Ejemplo de parámetros de horizonte temporal: corto – en curso, año actual; mediano de 2 a 3 años; y largo a partir de 4 años. A continuación, se muestran algunos ejemplos de riesgos y oportunidades priorizados. 





Riesgos físicos

Estrés hídrico 





Reducción de la disponibilidad y calidad del agua en algunas regiones con operación industrial y forestal de la Compañía. A través del uso de una herramienta específica – Aqueduct – se pudo mapear qué unidades están en regiones con potencial estrés hídrico. 

Potenciales impactos: 

1. Interferencia en la producción industrial;

2. Interferencia en la siembra de plántulas de pino y eucalipto en la región de Paraná; 

Horizonte temporal: corto plazo

Probabilidad: probable

Magnitud del impacto: baja

Medidas de mitigación:

1. Monitoreo hídrico de las regiones en riesgo de escasez; proyectos para reducir el consumo de agua y aumentar la reutilización; estudio de alternativas sostenibles para el abastecimiento de agua; monitoreo de la calidad del agua y destino de efluentes.

2. Unidad Forestal de Paraná: implementación y aumento de áreas con irrigación en la siembra de plántulas; planificación forestal a nivel de microcuencas, lo que implica adoptar las mejores prácticas de manejo forestal para reducir los impactos en las cuencas hidrográficas; y conservación de los bosques, que garantiza los servicios ecosistémicos para la regulación y calidad del agua y el microclima local.

Aumento de la temperatura media

La cantidad y frecuencia de sequías intensas, la temperatura mínima, la temperatura media, la evapotranspiración potencial y el déficit hídrico son factores que influyen en el crecimiento del bosque plantado de pinos y eucaliptos. Estudios específicos desarrollados por la Compañía apuntan a una tendencia general de aumento de la temperatura en la región de Paraná, con un incremento promedio de 0.32° C por década. De esta manera, la temperatura aumenta con un cambio bajo en el régimen de distribución de las lluvias, lo que puede implicar un aumento de la evapotranspiración, o sea, un riesgo de déficit hídrico.

Potenciales impactos:

Reducción de la productividad forestal tanto de pino como de eucalipto.

Horizonte temporal: a largo plazo

Probabilidad: probable

Magnitud del impacto: baja

Medidas de mitigación:

Inversión en investigación forestal con ensayos de diferentes materiales de pino y eucalipto, que son más resistentes, por ejemplo, al déficit hídrico o las plagas. Klabin cuenta con un Departamento de Eficiencia Forestal y Ecofisiología responsable de las investigaciones forestales. Dicho departamento es responsable del desarrollo de soluciones forestales para combatir los impactos del cambio climático.

Este trabajo implica diferentes líneas de acción, como la fitosanitaria, que considera en sus investigaciones el aumento de plagas y enfermedades por el cambio climático y otros factores. Otro ejemplo es la línea de biotecnología y mejoramiento genético, que desarrolla clones de pino y eucalipto con el objetivo de una mayor productividad forestal, pero también estos clones son más resistentes a los cambios climáticos. El desarrollo forestal incorpora el cambio climático en la toma de decisiones y en la investigación.

El departamento también es responsable de los Escenarios climáticos, desarrollando un modelo de datos relacionados con la exposición a los parámetros climáticos y evaluando el impacto de los cambios en los bosques plantados, y recomienda las medidas necesarias en caso de efectos adversos.

Riesgos de transición/regulación

Fijación de precios del carbono

Está creciendo en todo el mundo la adopción de instrumentos económicos, como tasa o “cap and trade” para regular las emisiones de carbono, en especial en los sectores de la industria y la generación de energía. En Brasil, el Ministerio de Economía, en asociación con el Banco Mundial, desarrolló un estudio técnico para analizar el impacto de la adopción de dichos instrumentos en el país: el proyecto Partnership for Market Readiness (PMR). De esta manera, en Brasil se considera la posibilidad de implementar un sistema de “cap and trade” en el mercado regulado de carbono.

Potenciales impactos:

Dos unidades industriales de Klabin tienen emisiones directas superiores a 200 000 tCO2e/año, lo que implica la posibilidad de regulación. En la práctica, cada tonelada de carbono equivalente emitida podrá tener un precio a través de la compra de un permiso de emisión en un mercado de carbono (regulado), lo que puede representar un impacto financiero.

Horizonte temporal: mediano plazo

Probabilidad: probable

Magnitud del impacto: bajo

Medidas de mitigación

Klabin tiene un objetivo sólido de reducción de carbono (basado en la ciencia climática global) y un conjunto de tecnologías que se implementarán en el corto y mediano plazo para lograr este objetivo de reducción.

Cuanto mayor sea la inversión de la Compañía para reducir las emisiones de carbono, menor será su exposición al costo de la regulación de los precios del carbono.

Además, la Compañía desarrolla estudios de precios internos para identificar el costo de impacto de una posible regulación de carbono en el país; análisis económico y ambiental de tecnologías bajas en carbono a través de la metodología de la Curva de costo marginal de abatimiento. En los análisis, se adopta un shadow price/precio sombra basado en la tasa promedio en América Latina: R$ 40.

Oportunidades

Adopción de tecnologías bajas en carbono

Comprometida con una economía baja en carbono, la Compañía estudia e implementa tecnologías que permiten reducir las emisiones además de la eficiencia de recursos. La innovación, la investigación y el desarrollo son fundamentales para las estrategias comerciales de la Compañía y también para actuar en la agenda climática. 

Estrategia

Para identificar y priorizar las tecnologías, la Compañía desarrolló una Curva de costo marginal de abatimiento (MACC) que permite evaluar las tecnologías más rentables. La MACC demuestra el costo (en unidades monetarias por tonelada de CO2e) para la implementación de tecnologías para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y su potencial de reducción de emisiones asociado (en toneladas de CO2e).

Las tecnologías tienen un costo marginal negativo por tonelada de carbono evitada (costo evitado) porque aportan eficiencia en el uso de los recursos, en especial para permitir el intercambio de combustibles fósiles por renovables, como la biomasa forestal.

Un ejemplo de la tecnología a adoptar es la gasificación de biomasa, siendo Klabin pionera en la adopción de esta tecnología (en la unidad industrial Puma), que transforma los residuos de madera en gas, y evita así el consumo de fósiles en los hornos de cal del proceso de producción de la celulosa.

Impacto:

Horizonte temporal: corto y mediano plazo

Probabilidad: probable

Magnitud del impacto: medio-alto

Aumento de la demanda del mercado

Con el aumento en la percepción del consumidor sobre productos más sostenibles y también con una baja huella de carbono, una tendencia del mercado es que los clientes de la Compañía prioricen productos de fuentes renovables en lugar de fuentes fósiles, no solo por el problema de los residuos, sino también por la conciencia. de la agenda climática. 

Estrategia

Los investigadores del área de desarrollo de productos del Centro de Tecnología están trabajando en proyectos para eliminar, por ejemplo, el uso de barreras de base fósil en el recubrimiento de los embalajes.  Uno de los principales frentes de investigación de Klabin S.A. es precisamente el desarrollo de barreras de origen renovable, que garantizan el almacenamiento y el transporte de diversos productos, sin necesidad de materiales relacionados con la extracción y la refinación del petróleo.

El trabajo integrado de las áreas de Sostenibilidad, Comercial y Desarrollo de productos aprovecha positivamente la ventaja competitiva de ofrecer al mercado alternativas bajas en carbono y biodegradables, que sean renovables y reciclables, dado el creciente movimiento hacia el carbon and water responsible packaging

Impacto:

Horizonte temporal: mediano y largo plazo

Probabilidad: probable

Magnitud del impacto: medio-alto

GESTIÓN DE RIESGO

Para identificar y mapear los riesgos y las oportunidades climáticos, la Compañía: desarrolló estudios específicos teniendo en cuenta los escenarios climáticos futuros para las regiones en las que tiene operaciones; a partir de estudios disponibles en la literatura y en el historial y registros de la Compañía con eventos climáticos ya experimentados.

Los riesgos identificados fueron priorizados de acuerdo con los criterios y métricas de gestión de riesgos de la Compañía (herramienta de análisis de criticidad), que evalúa aspectos del análisis de impacto (financiero, reputacional, ambiental y de seguridad y salud) y análisis de vulnerabilidad (ocurrencia, controles internos y perspectiva de ocurrencia). Después de la identificación y del análisis de criticidad, se evalúan los riesgos y se definen las transacciones.

El Comité de Riesgos integrado por miembros del Directorio y Gerentes, es responsable de monitorear, evaluar y comunicar los riesgos y los respectivos planes de acción, junto con la Gestión de Riesgos y Controles Internos. Así, el análisis de los riesgos climáticos y sus planes de adaptación tiene en cuenta el 100% de las operaciones de Klabin.

METAS Y MÉTRICAS

Klabin tiene una agenda pública de compromisos y metas a corto, mediano y largo plazo, Objetivos Klabin para el Desarrollo Sostenible (KODS), que priorizan las necesidades ambientales, sociales y de gobernanza fundamentales para la empresa y para las urgencias globales de la sociedad y del planeta. Uno de los temas materiales considerados en la agenda es el cambio climático, cuyo objetivo se integran a la estrategia de la Compañía y a los riesgos y oportunidades del clima:

Metas de reducción de carbono basadas en la ciencia – Science Based Target Initiative (SBTi).

Reducir las emisiones de GEI – Alcance 1 y 2:

a un 25 % por tonelada de celulosa, papel cartón y embalajes para 2025, desde el año base 2019. 

en un 49 % por tonelada de celulosa, papel cartón y embalajes para 2035, desde el año base 2019.

– Reducir la participación de combustibles fósiles para garantizar una matriz energética de al menos el 92 % renovable.

– Captura neta de 45 millones de toneladas de carbono de la atmósfera entre 2020 y 2030.

– El 100% de compra de energía certificada proveniente de fuentes renovables.

– Uso de agua: reducción del 20 % del consumo específico (por tonelada de producto) de las operaciones industriales. 

Entre 2003 y 2019, Klabin registró una reducción del 64%* en las emisiones de Alcance 1 y 2 por tonelada de producto. Siendo que en 2019, la Compañía tenía 703.830 tCO2e en el Alcance 1, 30.141,95 tCO2e en el Alcance  2 y 456.910 tCO2e en el Alcance 3.

*Desde 2020, Klabin comenzó a considerar las emisiones de Alcance 2 según la metodología de elección de compra.